Caprinocho, la nariz de la mentira

Grafica: Globoterror
Grafica: Globoterror

Por: Raul Bracho.

La mentira y la verdad se fueron al campo un día y mas pudo la verdad que las mentiras que decía.

El candidato biperdedor es un buen alumno fascista, repetir una mentira mil veces hasta que parezca una verdad, se traduce en dominar y someter a su masa de seguidores a un  punto de subyugación tal que las mentiras que les dice, sean creidas como la verdad, por más absurdas e incongruentes que sean.

El arte de la mentira no la está inventando Caprinocho, el señorito mentisoso.

Hoy quiero solamente transcribir las 19 reglas de la publicidad de Joseph Goebbels , el publcista de Adolfo Hitler, el padre de los fascistas, ustedes lean con detenimiento, sobre todo la última y traten de entender la estrategia inmoral que Capriles está aplicando sobre nuestro pueblo.

ANEXO:

También empleó otras técnicas y métodos, como el de hacer esperar al público alemán por las noticias en tiempos de victoria para crear un fuerte suspense y lograr que, cuando recibieran las buenas nuevas, la alegría fuera más duradera.  En 2011 se encontraron varios películas hechas en 3D del Ministerio de Propaganda Nazi.  Según el experto en psicología política y de control de masas, el Dr. Leonard W. Doob, Profesor Emérito de Psicología de la Universidad de Yale, en su artículo Principios de la Propaganda de Goebbels,25 26 estos son los 19 principios que aplicó Goebbels:

1. Los propagandistas deben tener acceso a la información referente a los acontecimientos y a la opinión pública.

2. La propaganda debe ser planeada y ejecutada por una sola autoridad. Este principio seguía la línea de la teoría nazi de la centralización autoritaria, y también del ansia de poder que sentía Goebbels. Pensaba que una sola autoridad – él – debía realizar tres funciones:

A.- Emitir todas las directrices de la propaganda. Todo fragmento de la propaganda debía expresar un contenido político. Indicaban cuándo las campañas de propaganda específicas debían comenzar, cuándo debían ser intensificadas o atenuadas, y cuándo debían terminar. La máquina propagandística nazi estaba sometida a una constante reorganización.

B.- Explicar las directrices de la propaganda a los funcionarios importantes y mantener su moral. Si no se facilitaba una explicación acerca de la política propagandística a aquellos funcionarios que, formal o informalmente, cumplían las directrices, no cabía esperar que actuaran con eficacia y de buena gana. A través de la maquinaria de su organización y a través de contactos personales, Goebbels trataba de revelar la razón de su propaganda a estos subordinados y también de levantar su moral al hacerles ostensiblemente objeto de su confianza.

C.- Supervisar las actividades de otras agencias que tengan consecuencias propagandísticas. Él procuraba facilitar el necesario estímulo propagandístico.

3. Las consecuencias propagandísticas de una acción deben ser consideradas al planificar esta acción.

4. La propaganda debe afectar a la política y a la acción del enemigo.

A.- Suprimiendo el material propagandístico capaz de facilitar al enemigo informaciones útiles.

B.- Difundiendo abiertamente propaganda cuyo contenido o tono conduzca al enemigo a sacar las conclusiones deseadas.

C.- Incitando al enemigo a revelar informaciones propias de carácter vital.

D.- Absteniéndose de toda referencia a una actividad que perjudique al enemigo cuando ella pudiera desacreditar tal actividad.

5. Debe haber una información no clasificada y operacional a punto para completar una campaña propagandística.

6. Para ser percibida, la propaganda debe suscitar el interés de la audiencia y debe ser transmitida a través de un medio de comunicación que llame poderosamente la atención.

7. Solo la credibilidad debe determinar si los materiales de la propaganda han de ser ciertos o falsos.

8. El propósito, el contenido y la efectividad de la propaganda enemiga, la fuerza y los efectos de una refutación, y la naturaleza de las actuales campañas propagandísticas determinan si la campaña enemiga debe ser ignorada o refutada.

9. Credibilidad, inteligencia y los posibles efectos de la comunicación determinan si los materiales propagandísticos deben ser censurados.

A.- A menudo la censura podía deteriorar la credibilidad y consideraba que: “en tiempos de excitación y de tensión, el hambre de noticias debe ser satisfecho como sea”.

B.- La censura era invocada cuando la información concerniente a la culminación de un hecho era insuficiente.

C.- Finalmente, Goebbels evaluaba los posibles efectos de comunicar la información. La censura era aplicada cuando se creía que el conocimiento del hecho podía producir una reacción indeseable en sí misma.

10. El material de la propaganda enemiga puede ser utilizado en operaciones cuando ayude a disminuir el prestigio de ese enemigo, o preste apoyo al propio objetivo del propagandista.

11. La propaganda negra debe ser empleada con preferencia a la blanca cuando esta última sea menos creíble o produzca efectos indeseables.

12. La propaganda puede ser facilitada por líderes prestigiosos.

13. Los jefes sólo eran útiles cuando tenían prestigio.

14. La propaganda debe estar cuidadosamente sincronizada.

A.- La comunicación debe llegar a la audiencia antes que la propaganda competidora.

B.- Una campaña propagandística debe comenzar en el momento óptimo.

C.- Un tema propagandístico debe ser repetido, pero no más allá del punto en que disminuya su efectividad.

15. La propaganda debe etiquetar los acontecimientos y las personas con frases o consignas distintas

A.- Deben suscitar las respuestas deseadas que la audiencia posee previamente.

B.- Deben poder ser aprendidas con facilidad. “Ha de utilizar el blanco y el negro, de lo contrario no resulta convincente para la gente”.

C.- Deben ser utilizadas una y otra vez, pero sólo en las situaciones apropiadas. Goebbels deseaba explotar lo aprendido en cosas ya ocurridas; las reacciones aprendidas por la gente frente a los símbolos verbales quería transferirlas, fácil y eficientemente, a nuevos acontecimientos.

16. La propaganda dirigida a la retaguardia debe evitar el suscitar falsas esperanzas que puedan quedar frustradas por los acontecimientos futuros.

17. La propaganda en la retaguardia debe crear un nivel óptimo de ansiedad.

18. La propaganda dirigida a la retaguardia debe disminuir el impacto de la frustración

A.- Las frustraciones inevitables deben ser previstas. Consiste en que una frustración podía resultar menos decepcionante si se eliminaba el elemento de sorpresa o choque.

B.- Las frustraciones inevitables deben ser planteadas en perspectiva. Es dar a los alemanes lo que él llama Kriegsüberblick, es decir, una panorámica general de la guerra. Éstos perderían la confianza en su régimen.

19. La propaganda debe facilitar el desplazamiento de la agresión, especificando los objetivos para el odio.

FIN DEL ANEXO.

Epílogo:

Suicidio

Joseph Goebbels junto a su esposa Magda Goebbels.

El 22 de abril de 1945, ante la inminente derrota total, Magda y sus seis hijos fueron al Führerbunker, donde se hallaba Goebbels. Esos serían sus últimos días de vida.

En el búnker habían improvisado un cuarto con seis camas para los niños, que pasaban la mayor parte del tiempo jugando con Eva Braun, Traudl Junge y algunos perros, como Blondi, el perro de Hitler.    Hitler ofreció un avión a la familia Goebbels para que escapara, pero Magda y su esposo se negaron a abandonar Berlín. El 30 de abril Magda rogó a Hitler que no se quitase la vida, pero sus intentos fueron en vano. Finalmente decidió envenenar a sus hijos y suicidarse.

El 1 de mayo, a los ocho días de permanencia en el búnker, Magda dejó inconscientes a sus niños con somníferos y luego los envenenó.

Ese mismo día, después de que Magda hubiera matado a sus hijos, ella y su marido decidieron perecer junto al régimen. Mucho se ha especulado respecto a cómo se quitaron la vida. Algunos sostienen que el Ministro se disparó mientras su esposa ingería veneno. Otros, que se dispararon mutuamente. El criterio más difundido es que Goebbels dispuso al oficial de las SS Schwägermann que les diera un tiro a cada uno en la nuca. Lo cierto es que el gendarme recibió la orden de quemar los cuerpos para evitar que éstos fueran objeto de humillaciones o exhibiciones públicas.

Más tarde, aproximadamente a las 23:00, el contenido del búnker fue evacuado, lo que no permitió que los cadáveres del matrimonio Goebbels terminaran de incinerarse y se hicieron fácilmente reconocibles para los oficiales soviéticos.

Como decimos en Venezuela: ¡LA MENTIRA TIENE LAS PATAS CORTAS!!!

La lucha sigue, Chávez vive!!

brachoraul@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s