Chile – Marcel Claude : Nuevos vientos soplan desde la ciudadanía

Nuevos vientos soplan desde la ciudadanía Bastó aparecer sólo 30 minutos de TV abierta,  para que el llamado ”enfant terrible del movimiento ecológico“  de los años 90, la “rompiera” en las redes sociales. El video de la participación del economista Marcel Claude en uno de los programas de actualidad más longevos y de mayor “rating” de la televisión abierta, “Tolerancia 0”, provocó miles de reproduciones en la web; tantas, que Chilevisión bajó por unos días la edición del programa On Line, y la salida de You Tube, aduciendo derechos de autor. Una discusión con un director de un importante medio de prensa y la baja popularidad de Claude (no aparece hasta ahora en los oráculos sistémicos) , pasaron a marcar el tono de la emisión. El economista no fue abordado en términos de líneas programáticas y cómo las llevará a cabo. Inmediatamente, muchas personas y grupos con distintos intereses comenzaron a escarbar en la historia de Claude.  Los heridos del discurso de Marcel Claude, con páginas en la web de elaborado diseño y producción, empezaron a despachar cuanta información “sospechosa” hubiese del economista. Un decido afán de dar a conocer al tipo como un verdadero delincuente. Por cierto, la historia Claude no está exenta de polémicas debido al carácter apasionado del candidato. Sin embargo, todas las situaciones en las que ha participado, han sido explicadas hasta el hartazgo por el también fundador del desaparecido Diario Uno. Las acusaciones parten por ser un “ex alto funcionario de la dictadura en el Banco Central” hasta un “estafador de periodistas”,  pasando por ser un “burgués afrancesado”. Una verdadera campaña del terror asomó en las redes sociales; no es extraño  en Chile, pues se sabe que cuando alguien empieza a desafiar  a los poderosos y apernados de siempre, empiezan a funcionar todas las maquinarias que se sienten amenazadas. Los adherentes, por su parte, responden a los ataques de los cibernautas con variada información situando al economista como un intectual comprometido con la vida nacional  y el futuro del país: un activista del Movimiento Sebastián Acevedo, el que fue demandado por Zaldívar por llamarlo a explicar su apoyo a la Ley de Pesca teniendo acciones en la industria, el que se trenzó a golpes con gringos de la ONG Océana, el que escribió un libro contra Lagos, el que asesoró a los pingüinos, el que hizo 100 charlas en las tomas, el que encabezó un estudio de la pobreza en Chile y desnudó las falacias y mentiras de la Concertación en ese tema, el que elaboró un texto de teoría de Socialismo Ecológico que ya es  texto de cabecera de muchos jóvenes, el que hizo esto y aquello... Sin embargo, lo relevante y valioso es que Marcel Claude va saliendo de la realidad virtual a la realidad de los de a pie, se ha legitimado y posicionado definitivamente  como un Candidato de la Ciudadanía. Se sabe que su opción de volcarse a la vida política ha sido en verdad motivada y sugerida por la acción de grupos estudiantiles, organizaciones de trabajadores y ciudadanos comunes y corrientes, cansados de la burla sistematica del Duopolio. Se le consultó en el programa televisivo ya mencionado, si su opción resultaba tan maravillosa, por qué ésta no estaba en primera página. No es complicado  contestar esa pregunta,  a la luz de lo que hemos vivido en estos 40 años; pues las respuestas coinciden con décadas de despojo del derecho a la información a los chilenos. De la satanización de quienes osan enfrentar al gobierno de turno. De la negación al derecho a crítica y expresión de la Ciudadanía. Hay miedo, mucho temor, aún Chile es un país fracturado... No por nada los docentes de Chile están en una situación tan desesperanzadora, abatidos y estafados por el sistema y no se movilizan... No por nada los trabajadores aceptan la imposición de un pésimo sistema laboral, que niega la sindicalización y de bajos ingresos junto con un sistema de transporte que es una burla comparada con las cifras macroéconomicas y de crecimiento que dan a conocer los operadores del gobierno de turno y ahí están, rumiando su rabia. No obstante este dramático panorama, la situación generada por los estudiantes el 2011, significa un quiebre de la actitud sumisa del Pueblo. Los del Duopolio creen que esta expresión de la ciudadanía es producto “del desarrollo” , “del éxito de las capas medias que quieren más“. Burdo análisis, pues sus propias cifras dan cuenta de un país abusado y maltratado entusiastamente desde La Moneda. Tanto, que el país ostenta ser uno de los 15 países del orbe con la peor distribución de la riqueza generada por todos y todas. Sabemos que Marcel Claude  ha aceptado el mandato de la Ciudadanía para su representación y estará en la Papeleta de Noviembre, no para hacer promesas y ofertones, si no para convocar al Pueblo de Chile a hacerse cargo de su destino y dignidad. Pues el llamado es claro: millones de ciudadanos deberán movilizarse para exigir Asamblea Constituyente nacida desde el Pueblo, Renacionalización del Cobre, control de las riquezas no renovables y recuperaciónde las Empresas del Estado fraudulentamente arrebatadas. Un nuevo Código Laboral  y Reconocimiento de los Pueblos Originarios, Educación Pública y Universal de Calidad, Salud Pública y Universal... nada será regalado, nada será obtenido sin movilización pacífica ¿se podrá negar a millones el derecho a una vida digna? Es sin lugar a dudas, el discurso más valiente, osado y épico de los últimos 20 años.  Es decir,  Marcel Claude se levanta como la mejor alternativa de  cambio y representación popular y ciudadano de las dos últimas décadas. Si la Ciudadanía acepta este llamado y logra posicionar a Claude o incluso llevarlo a La Moneda,  la exigencia es gigantesca: habrá que superar los temores, habrá que comprender el momento histórico que se vivirá; vano y estéril será el esfuerzo de un Presidente aislado en La Moneda como ha dicho Marcel Claude. Son nuevos vientos del pueblo, que soplan sobre Chile,  como cantó Víctor Jara, más aún cuando el Duopolio fracasa una y otra vez en hacer creer que dará participación al Pueblo en las decisiones respecto del futuro; demostrando torpeza, soberbia y egoísmo ante todo Chile que contempla atónito el carerrajismo y oportunismo de políticos cada vez más deslegitimados. Esos  tres pecados capitales de una clase política enquistada forzosamente  en el alma nacional, la Ciudadanía los cobrará más temprano que tarde. *Roberto Ibáñez, adherente Candidatura Ciudadana Marcel Claude. elclarin.cl

Bastó aparecer sólo 30 minutos de TV abierta, para que el llamado ”enfant terrible del movimiento ecológico“ de los años 90, la “rompiera” en las redes sociales. El video de la participación del economista Marcel Claude en uno de los programas de actualidad más longevos y de mayor “rating” de la televisión abierta, “Tolerancia 0”, provocó miles de reproduciones en la web; tantas, que Chilevisión bajó por unos días la edición del programa On Line, y la salida de You Tube, aduciendo derechos de autor.

Una discusión con un director de un importante medio de prensa y la baja popularidad de Claude (no aparece hasta ahora en los oráculos sistémicos) , pasaron a marcar el tono de la emisión.

El economista no fue abordado en términos de líneas programáticas y cómo las llevará a cabo.

Inmediatamente, muchas personas y grupos con distintos intereses comenzaron a escarbar en la historia de Claude. Los heridos del discurso de Marcel Claude, con páginas en la web de elaborado diseño y producción, empezaron a despachar cuanta información “sospechosa” hubiese del economista. Un decido afán de dar a conocer al tipo como un verdadero delincuente.

Por cierto, la historia Claude no está exenta de polémicas debido al carácter apasionado del candidato. Sin embargo, todas las situaciones en las que ha participado, han sido explicadas hasta el hartazgo por el también fundador del desaparecido Diario Uno.

Las acusaciones parten por ser un “ex alto funcionario de la dictadura en el Banco Central” hasta un “estafador de periodistas”, pasando por ser un “burgués afrancesado”.

Una verdadera campaña del terror asomó en las redes sociales; no es extraño en Chile, pues se sabe que cuando alguien empieza a desafiar a los poderosos y apernados de siempre, empiezan a funcionar todas las maquinarias que se sienten amenazadas.

Los adherentes, por su parte, responden a los ataques de los cibernautas con variada información situando al economista como un intectual comprometido con la vida nacional y el futuro del país: un activista del Movimiento Sebastián Acevedo, el que fue demandado por Zaldívar por llamarlo a explicar su apoyo a la Ley de Pesca teniendo acciones en la industria, el que se trenzó a golpes con gringos de la ONG Océana, el que escribió un libro contra Lagos, el que asesoró a los pingüinos, el que hizo 100 charlas en las tomas, el que encabezó un estudio de la pobreza en Chile y desnudó las falacias y mentiras de la Concertación en ese tema, el que elaboró un texto de teoría de Socialismo Ecológico que ya es texto de cabecera de muchos jóvenes, el que hizo esto y aquello…

Sin embargo, lo relevante y valioso es que Marcel Claude va saliendo de la realidad virtual a la realidad de los de a pie, se ha legitimado y posicionado definitivamente como un Candidato de la Ciudadanía. Se sabe que su opción de volcarse a la vida política ha sido en verdad motivada y sugerida por la acción de grupos estudiantiles, organizaciones de trabajadores y ciudadanos comunes y corrientes, cansados de la burla sistematica del Duopolio.

Se le consultó en el programa televisivo ya mencionado, si su opción resultaba tan maravillosa, por qué ésta no estaba en primera página. No es complicado contestar esa pregunta, a la luz de lo que hemos vivido en estos 40 años; pues las respuestas coinciden con décadas de despojo del derecho a la información a los chilenos. De la satanización de quienes osan enfrentar al gobierno de turno. De la negación al derecho a crítica y expresión de la Ciudadanía. Hay miedo, mucho temor, aún Chile es un país fracturado… No por nada los docentes de Chile están en una situación tan desesperanzadora, abatidos y estafados por el sistema y no se movilizan… No por nada los trabajadores aceptan la imposición de un pésimo sistema laboral, que niega la sindicalización y de bajos ingresos junto con un sistema de transporte que es una burla comparada con las cifras macroéconomicas y de crecimiento que dan a conocer los operadores del gobierno de turno y ahí están, rumiando su rabia.

No obstante este dramático panorama, la situación generada por los estudiantes el 2011, significa un quiebre de la actitud sumisa del Pueblo. Los del Duopolio creen que esta expresión de la ciudadanía es producto “del desarrollo” , “del éxito de las capas medias que quieren más“.

Burdo análisis, pues sus propias cifras dan cuenta de un país abusado y maltratado entusiastamente desde La Moneda.

Tanto, que el país ostenta ser uno de los 15 países del orbe con la peor distribución de la riqueza generada por todos y todas.

Sabemos que Marcel Claude ha aceptado el mandato de la Ciudadanía para su representación y estará en la Papeleta de Noviembre, no para hacer promesas y ofertones, si no para convocar al Pueblo de Chile a hacerse cargo de su destino y dignidad. Pues el llamado es claro: millones de ciudadanos deberán movilizarse para exigir Asamblea Constituyente nacida desde el Pueblo, Renacionalización del Cobre, control de las riquezas no renovables y recuperaciónde las Empresas del Estado fraudulentamente arrebatadas. Un nuevo Código Laboral y Reconocimiento de los Pueblos Originarios, Educación Pública y Universal de Calidad, Salud Pública y Universal… nada será regalado, nada será obtenido sin movilización pacífica ¿se podrá negar a millones el derecho a una vida digna?

Es sin lugar a dudas, el discurso más valiente, osado y épico de los últimos 20 años. Es decir, Marcel Claude se levanta como la mejor alternativa de cambio y representación popular y ciudadano de las dos últimas décadas.

Si la Ciudadanía acepta este llamado y logra posicionar a Claude o incluso llevarlo a La Moneda, la exigencia es gigantesca: habrá que superar los temores, habrá que comprender el momento histórico que se vivirá; vano y estéril será el esfuerzo de un Presidente aislado en La Moneda como ha dicho Marcel Claude.

Son nuevos vientos del pueblo, que soplan sobre Chile, como cantó Víctor Jara, más aún cuando el Duopolio fracasa una y otra vez en hacer creer que dará participación al Pueblo en las decisiones respecto del futuro; demostrando torpeza, soberbia y egoísmo ante todo Chile que contempla atónito el carerrajismo y oportunismo de políticos cada vez más deslegitimados. Esos tres pecados capitales de una clase política enquistada forzosamente en el alma nacional, la Ciudadanía los cobrará más temprano que tarde.

*Roberto Ibáñez, adherente Candidatura Ciudadana Marcel Claude.

elclarin.cl

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s