El regreso del amigo

Anuncios

1 Comment

  1. Si tuviéramos una varita mágica retrocederíamos el tiempo para curar al amigo antes de que se enfermara, para retirar ese nido de alacranes que le rodearon y le tenían como atrapado. Si tuviéramos una varita mágica, retrocederíamos en el tiempo y le diríamos que más nos importaba que estuviera vivo a que siguiera siendo presidente, que más nos importaba su enseñanza y su guía a que estuviera preso del protocolo, de la guerra con los imbéciles y los sinvergüenzas. Pero conjugar un tiempo que no existe no tiene mucho sentido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s