Respuesta justa a la revolución

raul_bracho

Por: Raúl Bracho Julián.

 

Escribió Jorge Ovalle Vulcano, editor de Noticias Bolivarianas que mi escrito de anoche era un llamado al debate, en hora buena Jorge. Eso esperamos.

Quienes hemos vivido golpes fascistas como el de Pinochet, sabemos la fragilidad entre tener y no tener el Poder. Un solo madrugonazo se lleva todo al carajo. ¿Volver a ser la izquierda perseguida y opositora dejando el mando de nuevo a la burguesía???

Las izquierdas de cafetín parecieran añorar aquellos tiempos.

El respeto a la historia y a la valentía de un ser como Chávez que incendió a su pueblo y al continente con la llamarada de Bolívar deben ser el margen de nuestra acción. ¿Caernos a tiros entre nosotros cuando el enemigo nos dispara a granel???

Para mi es tan duro como para todas y todos los que estamos o no de acuerdo o en desacuerdo con políticas, con designaciones, con destituciones, con dedazos y demás yerbas, pero ojo, que nadie se crea que ya somos irreversibles y que nadie juegue a perder este poder político por no estar de acuerdo con alguna cosa.

De nada servirá tanta arrogancia de palabras si se pierde lo que hemos logrado.

La actitud revolucionaria que entiendo es la de defender ante todo este poder político que incendió a la América antes que nada y desde allí criticar, amorosamente, constructivamente y  positivamente el proceso.

No es tiempo de descalificar la dirección que Hugo Chávez legó a Nicolás Maduro. Hacerlo es traición, así de sencillo.

Tiempo de sembrar y de superar la falta que nos hace aquel líder que si supo unirnos a todas y a todos.

Tiempo de cumplirle a la historia y a los pueblos del mundo.

Hay que obedecer aun no estando de acuerdo porque lo que priva es vencer y para vencer hay que hacer todas y todos lo mismo. Votar para que sigamos manteniendo el Poder político, más allá de las críticas, muchas de ellas válidas o no, sobre los candidatos.

El fascismo desgarra sus políticas de desgaste por opresión económica, por escases, por inflación, por cortes de luz, por inseguridad y por decepción. ¿Vamos a complacerlos dividiéndonos? No me jodan!!

 

Respuesta justa es el título de un mail que me envió un compa esta mañana.

Yo le sugerí que lo enviara a Aporrea, pero me pidió que yo lo publicara y lo firmara.

Aquí les dejo su respuesta ante mis notas publicadas:

 

Hermano Camarada:

Me felicito por tu justa, apropiada, oportuna y digna respuesta a estos camaradas nuestros, los cuales uno no termina de saber en que puerto anclan su bote durante las noches tenebrosas que pueblan su mente. Observo una emergencia abrupta de Tobys, Apontes, Nicmers y otros, que cual heraldos y exegetas, siento que nos hablan y evalúan desde un pensamiento Chaveciano encapsulado en unos límites que jamás descubrí en los miles de actos, declaraciones, entrevistas, escritos, poemas, cantos, zafarranchos y peos que armó nuestro querido comandante. Recuerdo una conseja que apuntaba a los inescrutables pensamientos del Comandante Eterno porque siempre uno resultaba sorprendido con sus ideas y acciones en muchas oportunidades. Creo que nunca hubo tal sorpresa para aquellos que lográbamos sintonizarnos con él moviendo afanosamente el dial de nuestra conciencia. Luego que uno analizaba en sosegadamente, siempre descubría ese hilo de plata que vinculaba su mente con su ser, su alma y su corazón. Pero si de algo podía estar uno seguro previamente, es que jamás exclamaría un juicio peregrino sobre alguien del proceso (hablaba con pelos en la mano) o se permitiría que sembraran desconfianza y dudas en las decisiones y el camino que él tan laboriosamente había trazado. Ha habido mucha sangre derramada en este proceso como para que nos permitamos ser Brutus. Los errores no le eran extraños pero era él mismo el primero en reconocerlos, como para que con su propia vergüenza expuesta, hacernos sentirla colectiva y compartida, arrechándonos por permitirnos fallar cuando no deberíamos pero a su vez coger impulso para rectificar y enmendar. Caer sí, pero levantarnos de inmediato y con mayor espíritu… Como le paso al Camarada Nicolás!.

El mandato de Unidad que nuestro comandante nos legó no es compatible con la exposición de nuestros errores cual adultera esperando la pedrada bíblica de manos de los Fariseos propios y extraños. Enemigos fuera de la Revolución nos sobran. No les demos Victorias que no han merecido. Vengan hagan sus criticas dennos sus orientaciones extiendan sus manos sin esperar lisonjas… solo el orgullo y la satisfacción de saber que el logro de nuestros sueños es COLECTIVO.

 

¡Un abrazo sincero Camarada!  ¡Y sigue escribiendo que ahora es cuando!

 

David A Herrera

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s