¡Tún tún! ¿Quién es? Es Julián Conrado pidiendo libertad

JULIAN-CONRADO

Por Raúl Bracho

.

Tún tún y tún tún llevamos tocando la puerta a Nicolás, un año, dos años, casi tres. Tún tún que nadie responde jamás. Pedir justicia a gobiernos injustos y represores fue  casi lo mismo, hoy pasa exactamente la misma indolencia contra un prisionero en nuestra revolución.

Guillermo Torres Cueter es su nombre de pila, hermano colombiano, luchador de la larga batalla que libra nuestro vecino país hace ya años, cantor de la paz y del amor, voz de Bolívar entre los campos, músico comprometido en lograr la pacificación para nuestra Colombia y para la humanidad. Guillermo Torres Cueter, tomó el nombre de Julián Conrado, un médico asesinado por la policía de su país cuando trataba de ayudar a su pueblo y se juró convertirlo en canto al decir Julián Conrado tu nunca vas a morir porque con tu nombre cantaré tu lucha por el mundo.

Perseguido por los paramilitares y por el gobierno uribista Julián Conrado cruzó la frontera para pedirnos asilo humanitario, Julián cuya cabeza tenía ya un precio en millones de dólares se salvó por una foto de no ser entregado en la frontera. Una llamada telefónica y el envío de la foto donde se le estaba llevando a Colombia, quizá para cobrar su recompensa, logró oportunamente que ese vuelo en vez de Colombia lo trajera a Caracas, donde fue preso.

No prosperó ninguna solicitud de extradición, eso ya lo determinó nuestro Tribunal Supremo de Justicia hace más de un año, pero Julián sigue preso ya sin fundamento jurídico alguno.

Campañas nacionales e internacionales piden por su libertad.

La libertad merecida, no es indulto. Indulto deberán pedir quienes le robaron años de su vida tras las rejas ante la justicia universal.

La omisión se hace delito cuando un revolucionario traiciona la solidaridad y el compañerismo entre pares, entre luchadores. Se hace mancha indeleble en la misma historia de luz que pretendemos escribir.

Julián está allá, entre sus terribles e insoportables cuatro paredes que le impiden volar y cantar, sigue allá, prisionero mientras muchos afuera dicen ¡Feliz Navidad!

Tún tún Nicolás: Ábrele la puerta a Julián Conrado YA!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s