#LlegóLaHoraNicolás

(Foto: Archivo N.B.)

Por: Raúl Bracho.

.

El mes de noviembre pasado supiste sorprender al enemigo con una excelente estrategia para frenar la grosera  arremetida de Fedecámaras, esto valió una gran victoria en las elecciones de alcaldes el pasado diciembre. Sin embargo apenas a tres meses de aquella extraordinaria ofensiva, Venezuela vuelve a estar  convulsionada por el malestar de la escases, por la manipulación oligarca que ataca al sentimiento popular, por la conducta distorsionada de nuestro pueblo debido a sus constantes ataques en nuestras conductas de economía. Ya la escases no es solo por el acaparamiento burgués sino por una enfermedad social inducida en esta guerra económico sicológica, es el mismo pueblo el que acapara y compra compulsivamente para tener en reservas  o revender una larga lista de productos indispensables, esto es parte de la maquiavélica estrategia contra nuestra revolución, han disociado a una gran mayoría del pueblo y hay que actuar con mucha firmeza para restituir el orden.

La calle está convulsionada, la crisis está de boca en boca y todo el mundo dice que “algo tiene que pasar ya” Esto que se está viviendo no es casual, es la continuidad de la ofensiva de la estrategia de los grandes capitalistas que se agiganta con las conductas alteradas por la guerra sicológica que ya hoy se desenvuelve en términos de pandemia, pararlo será más difícil que lo que costó en noviembre, pero se hace urgente tomar la ofensiva.

Hay dos cosas muy graves en esta situación, primero que la matriz de crisis permea a nuestras propias fuerzas y segundo que las mismas fuerzas de izquierda asumen la crisis con la prepotencia de descalificar y culpar igualmente al gobierno en un acto de terrible egocentrismo donde pierden la noción de lo grave del ataque que recibimos en este momento histórico y se arropan en sus “metodologías interpretativas” para culparnos a nosotros de algo que tiene un solo culpable: EL IMPERIALISMO.

Venezuela y Argentina están siendo atacadas simultáneamente en sus economías. En la inflación, la escases de productos y en el mercado cambiario. Venezuela mucho más intensamente, pero habría que ser sumamente ciego o ególatra para no darse cuenta de lo que sucede, son el mismo patrón, el mismo libreto aquí y en Argentina y la culpa no es de Cristina o de Nicolás como suponen nuestros desquiciados líderes ortodoxos insatisfechos y ególatras, es uno solo el culpable, se llama Estados Unidos y burgueses criollos, es una terrible guerra de gran escala a nivel continental., si algunos líderes  de izquierda no son capaces de verlo y desvarían, que el pueblo hijo de Chávez no le falle a la revolución y menos a nuestro presidente electo por sus propias órdenes antes de partir. Dividirnos se le hace fácil al imperio ante el flaco servicio  de grupos políticos emperrados en hacerse protagonistas de la crisis en base a la crítica antes que en la ofensiva directa al enemigo enfrente de esta terrible guerra.

Esto mismo hacían estos grupos y partidos en las semanas previas a la ofensiva de noviembre, recuérdenlos. Llovían las críticas y acusaciones contra Nicolás de parte de estos exquisitos izquierdistas, para después tener que callarse la boca ante la excelencia de las operaciones contra las clases dominantes desarrolladas en noviembre.

Ocurre que llegó la hora de la segunda ofensiva, seguro estoy que será más contundente que la ofensiva de noviembre pues ya solo con la ley de precios Justos aprobada tenemos mucha más ventaja. Hay que picar adelante desde este lunes próximo con una fuerza arrolladora que vuelva a sacudir a toda la patria.

Desde el lunes deberán ir a prisión los revendedores de alimentos, deberán abrirse todas las tiendas que mantienen sus anaqueles vacíos y tomarlas para manejarlas con las fuerzas populares y militares para llevar a ellas todo lo que la burguesía mantiene en sus galpones escondido.

Deberás convocar a pueblo para que asuma un papel militante en este gran enfrentamiento junto a la gloriosa Fuerza Armada Bolivariana.

Sabemos que hay capacidad para enfrentar esta nueva fase de la guerra imperial, que será más fuerte y duradera, pero que marcará el final del poder burgués sobre nuestra economía. Si toca militarizar los mercados por un período de hasta un año, que se haga ya, pero a partir del lunes se debe lograr que se acabe esta supuesta escases y que el pueblo sienta, como sintió en noviembre, que tiene un gobierno con un par de bolas para gobernar.  ¡Que a partir del lunes aparezcan todos los productos y se castigue con rigor a quienes desestabilizan la economía!

Aquellos que en momentos tan delicados en el proceso de nuestra revolución opten por la discusión interna antes que enfrentar la batalla contra el imperio, que asuman su barranco.

Ser leal es dar la cara  en esta afrenta con Unidad, Lucha, Batalla y Victoria, no hacerlo es simplemente traicionar.

Pueblo de Chávez: ¡Atención!

! ESTAMOS ANTE UNA NUEVA GUERRA ECONÓMICA Y SICOLÓGICA!

! ESTAMOS ANTE UNA NUEVA GUERRA ECONÓMICA Y SICOLÓGICA!

! ESTAMOS ANTE UNA NUEVA GUERRA ECONÓMICA Y SICOLÓGICA!

Lo digo tres veces para que lo entiendan bien claro..

Vienen tiempos de turbulencia, los capitalistas no se van a calar la nueva ley de Precios Justos porque es un bozal a su descarada explotación por más de 40 años, por ello van a tratar de embochinchar el país, sacarán es las próximas horas a sus muchachitos manos blancas a distintos escenarios, van a pagar asesinatos y crear toda clase de disturbios, ha llegado la hora de enfrentar del complot fascista, ¡la hora de vencerlos de una vez por todas!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s