¿Que odian a Nicolás en las colas?

bicho

Por: Raúl Bracho.

.

Con furia, apareció en Aporrea el artículo de Cesar O. Guevara titulado “Te odian en todas las colas, Nicolás” apareció y escaló hasta las primeras posiciones, ahora compite con tremenda  nota escrita por el camarada Alexis Arellano titulado: “Que coño está ocurriendo en Aporrea” cito los link de ambas notas:

http://www.aporrea.org/actualidad/a181699.html

http://www.aporrea.org/medios/a181665.html

El título debe haber invocado a la posición sedienta de argumentos y de inmediato  hubo festín en las redes de la MUD, las 7.000 y tantas lecturas que lleva, de seguro son de opositores que se cagan de la risa ante estas cagadas de nuestros camaradas.

¡Qué gran razón le da, al artículo del camarada Alexis Arellano!!!

Yo fui al mercado esta mañana, señor Guevara, déjeme contarle para que sea serio, fui al supermercado Plaza de la avenida Libertador, por eso al leer su bodrio  me siento obligado a responderle y criticarle. Fíjese que casualmente coincidí en este supermercado con el líder adeco Henry Ramos Allup, quien muy enfluxadito venía desde la sede de Acción democrática que queda Justamente detrás del Supermercado, yo estaba con mi madre, comunista e 86 años y a quien empecé a echarle vainas, ¡mira el pretendiente que tienes al lado!!! Al rato Ramos Allup se me acercó y me dio dos palmaditas en el hombro, yo estuve a punto de hablarle, de armar un “diálogo a viva voz” pero no le pare bolas.  Me le quedé vigilante.

El Supermercado tenía casi todo excepto aceite y azúcar. Ramos Allup no podrá contradecirme, allí todo el mundo tenía billete y buscaba en que gastarlo, un país en crisis es exactamente todo lo contrario, colas para pagar, que vaina, ¡!de eso si no hay más en Europa!!!

Lo que no tenía eran 3 cajas registradoras funcionando y por tanto habían, como suele suceder, tremendas colas para pagar.

En mi cola, alguien vino a decir que acababan de “subir” pasta regulada, todas y tods en la fila pedían que les cuidáramos el carrito y fuimos tras los dos paquetes de pasta “regulada” Yo todavía no entiendo como una pasta está por la libre y la otra no, después al final, hablaré sobre esto.

Alguien en la cola me preguntó si nosotros solo íbamos a llevar 2 paquetes de pasta pudiendo llevar 4, antes de que se ocurriera pedirme que yo le comprara dos paquetes más, se me fue la lengua pareja con mi discurso sobre nuestra mea culpa con el desabastecimiento. ! Déjeme decirle, señor  Guevara que la respuesta ante mi crítica a las compras desesperadas fue muy patriota, las que más me dijeron –yo estoy de acuerdo con lo que dice camarada, pero el fastidio para volver a venir, son las colas- Allí nadie dijo nada ni expresó odio hacia Nicolás Maduro, hasta me descargué públicamente a Ramos Allup preguntándole a la gente que sería lo que vino a hacer al Supermercado, pues al final no compró nada y todas y todos se morían de la risa.

Es verdad, señor Guevara, que la intención de esta guerra sicológica es la que usted coadyuva con sus tristes letras, así como en otras letras suyas donde  escribió que hablaba con Fidel Castro. Trate de hablar con Chávez esta noche y de seguro le dará sus buenos coscorrones por su insípido escrito que más bien pareciera un contrato con la MUD.

Este pueblo está molesto por las colas en los bancos y en los mercados, está molesto por la escases, es cierto, está molesto con la guerra económica que  tiene nombre y apellido y no es precisamente Nicolás Maduro, señor Guevara. El pueblo se la cala, pero no por nada de esto deja de ser chavista, sino todo lo contrario señor Guevara.

Dejando clara esta réplica al infeliz escrito de un ególatra que debe estar feliz porque 5.000 escuálidos lo leyeron para despotricar contra Maduro, paso a insistir sobre otro punto crucial.

El Precio Justo debe estar estampado, impreso, a la vista, destacado en cada producto en los estantes para que el pueblo sepa cuánto es lo que debe pagar por sus compras, dejar el “Precio Justo” a la deriva de los dueños de mercados en sus encuentros con fiscales es dejar los precios a la deriva. El pueblo no puede saber cual es el Precio Justo que tiene que pagar SI NO ESTA IMPRESO EN CADA PRODUCTO y si el problema es que varían los gastos en cada empresa, pues pongan UN PRECIO JUSTO MÁXIMO impreso a la vista para que el pueblo pueda hacer suya esta ley, De no hacerlo camaradas economistas, pelaron bolas!!!

¡No a la guarimba de colores de LEOPOLDO AZUL, PERO NO TAN rOSA!!!

¡Chávez está hasta el 2.021!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s