María Corina y su nuevo golpe

Por: Raúl Bracho.

.

El golpe contra la revolución tiene disfraz de “estudiantes”.

Se presentaron como si ellos fueran todos los estudiantes de Venezuela y no lo son. Son  un grupo de estudiantes que desde hace dos años han sido financiados para prepararse en México como terroristas de calle. Son estudiantes idiotizados por OTPOR, por la CIA, por la maquinaria golpista de las mal llamadas revoluciones de colores.

Comenzaron el golpe suave como lo manda el manual de Gene Sharp, que siempre comienzan con marchas “estudiantiles” para taparle la cara al imperio que por detrás arremete  su ataque sangriento con cuadrillas de neo fascistas, muy bien entrenados para generar caos, violencia y muerte y luego de la manipulación mediática imperial, pedir un SOS, es decir, una intervención de potencias extranjeras.

Estos no son representantes de verdaderas protestas de “estudiantes” son ESTUDIOTAS mercenarios y neo fascistas graduados en odio, violencia y destrucción. Son estudiotas bien vestidos y con zapatos NIKE, celulares GS4, ForRunnner y demás parafernalias pequeño burguesas que han sido idiotizados por la infernal maquinaria de los golpes suaves de Gene Sharp  al servicio del imperio desde su éxito en Serbia. Ser de clase media no es un delito, pero embarcarse en un golpe inconstitucional  y ser la carne de cañón que viola las leyes para impedir la vida normal de una sociedad cerrando calles, poniendo guayas asesinas, quitando alcantarillas, incendiando bienes públicos y montañas, asesinando conciudadanos si son delitos y los hace estudiotas delincuentes que deben pagar sus delitos ante la ley.

La guerra sicológica comenzó contra ellos, los convirtieron en soldados del neo fascismo, llenos de odio y dispuestos a violar cualquier ley pues le “enseñaron” que la ley del “régimen” no es ley que deba respetarse, que todo es válido con tal de tumbar al “tirano”. Ellos creen en esto y arriesgan sus vidas por sus ideales inculcados, no son sino víctimas culpables, pero los culpables de todas las víctimas que han fallecido asesinados por francotiradores, son aquellos que los idiotizaron con la dominación sicológica y tienen nombre y apellido, entre ellos Leopoldo López, María Machado, Antonio Ledezma y los alcaldes de muchas de sus alcaldías. Los líderes de esta insurrección violenta deben ser encarcelados, el terrorismo desatado contra Venezuela debe dar pie a que se dicte una ley antiterrorismo que caracterice todas sus formas utilizadas y sancione con cárcel y traición a la patria a quienes la vuelvan a ejercer.

El golpe sigue, ellos no se detienen nunca así que hay que detenerlos.

Venezuela ya conoció el sabor criminal de sus estrategias, sus metas no las lograron, el reconocimiento internacional no les funcionó. Andan desesperados, la población mayoritaria no los reconoce, se quedaron atrapados en su clase social y por ello, debemos de prevenir que arremeterán ahora aliándose con la burguesía empresarial que tratará de acelerar la inflación y con ello generar malestar en las clases pobres. Enquistados en las mesas de paz, hay empresarios que trabajan para esto, hay que saber que aumentar los precios, como hace horas ya lo han logrado, solo es parte de su plan para volver muy pronto a atacar.

Hay que pararlos, para reactivar la economía de los ricos no se puede destruir la economía de los pobres.  Menos sabiendo que permitir aumentos de precios  lo que se aumenta es el descontento social. Las presiones de los empresarios apuntan a la inflación, el sicad 2 igualmente. ¿Y entonces? ¿Quién entiende?  ¿Quién va a reclamar cuando el pueblo se arreche? ¿Quién creen que va a capitalizar esa arrechera?

Si hay que llegar a acuerdos con los empresarios que no se toque el bolsillo del trabajador, ¿podremos hacerlo?

Esta es una revolución de los pobres, no de los ricos.

Los estudiantes verdaderos, comprometidos con la revolución, junto al pueblo chavista debemos ser guardianes de nuestra revolución. El carácter mixto en el sistema de propiedad que estipula nuestra constitución tiene que avanzar para beneficiar a los más necesitados, toda medida que se tome debe dar ese resultado. Es la única manera que el pueblo sienta que esta revolución le pertenece, no hay otra: medidas que beneficien de inmediato a las clases trabajadoras, aumento de sueldos que nos permitan comprar café.

La ley antiterrorismo debe ser una necesidad urgente, así como la verdadera política de precios y salarios justos. Solo salvando estas victorias se mantendrá viva la llama de la revolución y derrotaremos el golpe.

 

¡Chávez ya no soy yo, Chávez somos todas y todos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s