La economía socialista que es tan jodío parir…

HCF

Por: Raúl Bracho.

 

La diferencia entre economía capitalista y economía socialista es, a mi entender, que la primera produce ganancias y la segunda felicidad.

La primera se basa en la apropiación de la ganancia en manos del patrón y la segunda, debería basarse en la repartición justa de una ganancia moderada entre los actores de la producción. La diferencia entre ambas economías es la que existe entre el

egoísmo y el altruismo. Como bien podría definirse el socialismo económico en palabras de Simón Rodríguez “Pensar en todos para que todos piensen en ti”

El capitalismo es la versión moderna de la esclavitud y la apropiación del trabajo ajeno, el socialismo es la colectivización del trabajo para el beneficio social, parece muy fácil escribirlo, pero es una calamidad hacerlo realidad. ¿Por qué?

Los intentos que se hacen de empresas socialistas, con muy buenas excepciones, han culminado en rotundos fracasos. Al darle el poder a la clase obrera ésta repite las costumbres capitalistas, sus directores se corrompen y roban, maltratan a la clase obrera y se deslindan de ella suplantando al patrón por una figura de “funcionarios” que se creen superiores y aplican  los desafueros del mismo capitalismo que se pretendía superar, dejando muchos proyectos en derrotas.

Eso sucede en Venezuela, los intentos en China tampoco fueron exitosos inicialmente y las medidas tomadas en Cuba hablan igual de un nudo gordiano que no es nada fácil de resolver. Economías mixtas son las que abren este difícil camino de transformación en China, Cuba y Venezuela, no por gusto sino por obligación, “o esto o la guerra”, ¿fue claro Nicolás?.

Dos posiciones políticas ante la creación de la economía socialista se anteponen, una radical cree en la expropiación de las grandes industrias y su paso al poder popular, el otro en una transición gradual.

Economía en manos del pueblo podría llamarse la economía informal, por ejemplo.

Sin embargo el hombre humilde que monta un tarantín o un quiosco, de inmediato aprende a especular antes que otra cosa. Se cree  a sí mismo como capitalista y comienza a “explotar” a sus vecinos y se hace cómplice actualmente en la reventa de productos de la cesta básica. En los intentos de cooperativas pasó lo mismo, los más vivos jodieron a los pendejos, a todas y todos se les sale el capitalista que llevan dentro.  Esto nos da luces de las experiencias en tantas empresas que han fracasado al empoderarlas a un supuesto poder popular, antes que crear una economía socialista, terminan generando nuevos capitalistas incipientes que la llevan a la ruina y de donde se enriquecen ellos, robando.

Se critica que Maduro convoque a los empresarios, se dice que todo empresario es capitalista y es enemigo del pueblo. Dejando el mapa enfrente a un terrible farallón. ¿La gente come o no come todos los días? ¿Cómo lograr convertir la economía capitalista en socialista sin permitir la terrible crisis económica que solo terminaría en una intervención extranjera?

Cada vez se hace más imprescindible la mujer  y el hombre nuevo. Sin un cambio cultural y esencial en el ser humano que encarne la creación de la nueva economía, se arriesga  siempre a fracasar. ¿La falta del egoísmo del patrón propietario de los  medios de producción? ¿El no sentimiento de propiedad social por parte del pueblo?

Obviamente el socialismo debe avanzar hacia una sociedad con propiedad social antes que privada, a mi criterio esa transformación no se logra con radicalismos o decretos de expropiación, podemos expropiar la Polar, pero también tener seguro, que a los pocos meses estaría quebrada.

Educar, educar, educar. Formar, formar, formar.

Solo con conciencia socialista, con planificación y formación del pueblo, se podrán ir creando las empresas capaces de sustituir con eficacia y superioridad las empresas capitalistas.

El cambio entre capitalismo y socialismo implica un salto adelante de la sociedad. El egoísmo se heredó en el paso de la esclavitud al feudalismo y al capitalismo, en el socialismo ese egoísmo debe morir para abrir en cada ciudadano el amor colectivo antes que la preferencia personal. Nada fácil es lograrlo, las semillas del individualismo anidan en la memoria de todas y todos; el personalismo es su más gran enemigo porque la gran mayoría sigue siendo personalista. Inculcar los valores socialistas y generar la mujer y el hombre nuevo es requisito fundamental para luego poder poner en sus manos la gran responsabilidad de producir con el concepto socialista y derrotar al capitalismo en el mercado con su gran diferencia de concepto, no producimos ganancia sino felicidad.

Apostar a un esfuerzo conjunto con empresarios, seguramente capitalistas, pero claros en las nuevas reglas que se establecen con la Ley de Precios Justos y creyentes en el crecimiento país, puede conllevar riesgos, es cierto, pero es una puerta de transición ante la escalada imperial que ataca a Venezuela. El riesgo de ser llamado reformista Nicolás por este llamado a trabajar juntos, a ser llamado traidor por los iluminados de izquierda, debe ser respondido con sentido común.

Ante un escenario de guerra inducida en lo sicológico y económico Nicolás llama a salvar a Venezuela, se sientan en la mesa los empresarios quienes tienen en sus manos lo poco que aquí se produce y los invita a creer en Venezuela Potencia. De igual manera sabrá hacer el diagnóstico de la Venezuela necesaria para ser potencia y estamos a tiempo de planificar, crear y construir la planta industrial para ser potencia, generando un proceso de formación teórico práctica socialista en la construcción de las industrias necesarias bajo los conceptos socialistas a manos del pueblo y de sus colectivos que ya se gestan, el Poder Popular con ideología socialista debe terminar de nacer, para terminar con el capitalismo. La nueva sociedad no se decreta, se construye. El socialismo debe nacer del capitalismo, no sé si me explico, ¿Cómo era que llamaba ese libro gordo de Carlos Marx?

Dos notas leídas hoy me permito sugerir para ampliar puntos de vista acorde con mi análisis.

¿Al fin se pira la izquierda exquisita? Por: Chea Rodríguez http://www.aporrea.org/actualidad/a187283.html

Los fantásticos detentores de la verdad Por: Oscar Heck http://www.aporrea.org/actualidad/a187265.html

Nuestra revolución no es una revolución lograda por las armas, fue lograda con votos de una diversa mayoría, la cual tiene el derecho de aprobar cada paso. Las propuestas de una minoría se deben someter a la decisión de la gran mayoría que nombró a Hugo Chávez comandante de nuestra Revolución, que la hizo Chávez con todo el pueblo. No ninguna de sus minorías. Es gradual, democrática y pacífica, porque así se llegó al poder, así se llegó a la unidad que venció en las elecciones al pacto de Punto Fijo.

 

 

Nicolás es el corazón de Chávez y presidente del pueblo.

Sigue adelante, que el pueblo está contigo.

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s