El guiso de las aerolíneas internacionales y los boletos aéreos

747 c
Por: Alfredo A. Torrealba / Aporrea
.

A partir de abril de 2013, las aerolíneas y agencias de viajes anularon la venta en bolívares fuertes de boletos aéreos cuyo trayecto ida y vuelta fuera originado en cualquier ciudad del mundo y su destino fuera Venezuela. De un momento a otro, todos los ciudadanos venezolanos residenciados en el exterior que deseaban viajar a Venezuela estaban obligados a pagar sus boletos en moneda extranjera (dólares y euros). Esta instrucción fue dada por la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), cuyos miembros en Venezuela acataron en pleno la decisión. No obstante, luego de las protestas de los pasajeros, al día de hoy, sólo las aerolíneas Iberia y Lufthansa dejaron de cumplir tal medida parcialmente, y abrieron la posibilidad de adquirir dichos boletos sólo en Bussines Class (la clase más costosa). De esta forma, por ejemplo, un boleto Paris-Caracas-Paris que costaba un promedio de 13 mil bolívares fuertes, ahora pasa a costar 45 mil bolívares fuertes. Vale destacar que esta medida comercial de IATA, nunca se realizó con el consentimiento de la Comisión de Administración de Divisas (CADIVI), pues la compra de boletos originados en el exterior se había hecho con toda normalidad desde el 2001, incluso durante el intento de golpe de Estado de 2002 y el sabotaje petrolero.

 

Breve Historia.

 

No es la primera vez que IATA intenta interferir en el negocio de la boletería en Venezuela. En 2004, IATA trató de imponer en Venezuela el sistema  Daily Void, el cual daba un plazo para cancelar los boletos adquiridos sólo en las primeras 24 horas después de reservado. Sin embargo, el Instituto para la Defensa de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios (INDEPABIS), que en ese año era conocido como INDECU, en providencia No. 069, prohibió dicha práctica en el territorio nacional. En aquella ocasión, IATA quiso imponer este sistema para aumentar la rentabilidad de los vuelos de las aerolíneas; y evitar que los venezolanos compraran los pasajes internacionales y días antes del vuelo lo mandaban a cancelar, sólo para beneficiarse del cupo de Tarjetas de Crédito de CADIVI.

 

En 2006, la Asociación Venezolana de Agencias de Viajes y Turismo (AVAVIT) denuncia que IATA regula sin discreción y a voluntad el juego comercial de las líneas aéreas y agencias de Viajes en Venezuela, con base a un contrato de leónica de adhesión, el cual no representa una relación equilibrada de derechos y deberes entre las partes.

En el 2009, el Ministerio de Turismo acusó a la Aerolínea TAM de vender boletos en la taquilla con la tasa del dólar paralelo; y a la aerolínea Air Europa de dificultar la venta de boletos a ciudadanos venezolanos; acciones que fungieron como medidas de desestabilización ordenadas por IATA.

 

Entre el 2007 y 2010, IATA en dos ocasiones reclama a sus miembros en Venezuela el que no hayan aplicado medidas restrictivas dentro del territorio venezolano para acabar con el alto índice de cancelación de boletos internacionales, haciendo alusión que tomaría medidas de control fuera de las fronteras nacionales. En consecuencia, en 2012, Humberto Figuera, presidente de la Asociación de Líneas Aéreas en Venezuela (ALAV), finalmente se pronuncia y menciona que más del 90% de los boletos reservados y luego anulados por los usuarios son falsos, sólo usados para burlar los controles de CADIVI. Figuera estimó que unas 90.000 personas al año estarían incurriendo en obtención irregular de divisas, pues reservan los boletos, los registran en el banco y luego los anulan,  y por tal motivo iniciarían mesas de trabajo con CADIVI para buscar soluciones.

 

En enero de 2013, AVAVIT, ante la presión de IATA, junto con el Instituto Nacional de Aviación Civil (INAC), giraron una circular donde señalan a los tour operadores que la IATA desde el 2004 impulsa prácticas comerciales monopólicas y restricciones contra Venezuela en materia de boletería aérea.

 

En mayo de 2013, AVAVIT informa que desde finales de abril, la casi totalidad de las aerolíneas extranjeras que operan en Venezuela, suspendieron la compra boletos de viajes en bolívares fuertes que se originen fuera del país por orden de IATA.  IATA giró instrucciones a las aerolíneas debido al retraso en la liquidación de divisas de CADIVI, según lo señaló Sandra González, directora ejecutiva de AVAVIT. De hecho, IATA señala que la deuda de CADIVI con las aerolíneas supera los 1.200 millones de dólares (930 millones de euros). Asimismo, advirtió a sus asociados que no vendan boletos con origen en el exterior del país, ya que les puede ocasionar un ADM (débito) en la liquidación del Billing and Settlement Plan (BSP).

 

En mayo de 2013 las aerolíneas Delta y AirFrance, emitieron un comunicado según orden de CADIVI, donde  instruyó a las agencias de viajes y turismo que anularan la venta de pasajes aéreos en bolívares fuertes con destino a Venezuela que se originaran en cualquier ciudad del mundo, señalando como causa la inoperatividad de CADIVI.

 

En julio de 2013, ALAV distribuyó la notificación entre sus agremiados y a algunas aerolíneas para que comenzaran a acatar la recomendación de no vender boletos originados fuera del país. Aunque se indicó que no es obligatorio acatar a AVAVIT, por lo que las empresas pueden tomarse el tiempo que consideren necesario para analizar la propuesta.

 

En Agosto de 2013, la complejidad de la situación se vio afectada por el rol de la agencia de viajes despegar.com, la cual fue objeto de profundos señalamientos por parte de la aerolínea American Airlines, que finiquitó su relación comercial con esta empresa por estar incursa en ilícitos cambiaros y sostener una política de precios desleal e imprecisa.

En Agosto de 2013, CADIVI y las aerolíneas establecieron mesa de trabajo para tratar estrategias para prevenir ilícitos cambiarios, sin presencia del INAC e INDEPABIS.

 

Descripción del problema.

Desde abril de 2013, las agencias de viajes y turismo de Venezuela y aerolíneas que operan en Venezuela suspendieron la siguiente venta de boletos en casi toda su totalidad:

1.      Boletos emitidos en Venezuela cuya ruta comienza y termina en cualquier ciudad del mundo sin incluir a Venezuela. Se le denominan boletos S.O.T.O, (Searching Outside Ticketing Outside). Ejemplo: MAD-PAR-MAD (Madrid-Paris-Madrid).

2.      Boletos emitidos en Venezuela cuya ruta comienza y termina en una ciudad del mundo pero incluye Venezuela como destino. Se le denominan boletos S.O.T.I (Searching Outside Ticketing Inside). Ejemplo: PAR-CCS-PAR (Paris-Caracas-Madrid).

3.      Boletos emitidos en Venezuela cuya ruta comienza y termina en otros países y utiliza Caracas como conexión. Ejemplo: LIM- CCS-PAR-MAD (Lima-Caracas-Paris-Madrid).

4.      Boletos emitidos en Venezuela cuya ruta comienza en Caracas pero el segmento  trasatlántico de retorno termina en un país  distinto a Venezuela. Ejemplo: CCS-PAR-BOG (Caracas-Paris-Bogotá) y CCS-PAR-AMS-CUR (Caracas-Paris-Amsterdam-Curazao).

5.      Boletos emitidos en Venezuela cuya ruta  comienza  y termina en Venezuela, pero uno del trasatlántico no incluye Venezuela. Ejemplo: CCS-PAR-MIA-BOG-CCS (Caracas-Paris-Miami-Bogotá-Caracas) y CCS-BOG-PAR-CCS (Caracas-Bogotá-Paris-Caracas).

6.      Boletos emitidos en Venezuela cuya ruta comienza y termina en Venezuela, pero ninguno del trasatlántico incluye Venezuela. Ejemplo:CCS-BOG-PAR-BOG-CCS (Caracas-Bogotá-Paris-Bogotá-Caracas),  CCS-MIA-PAR-MIA-CCS (Caracas-Miami-Paris-Caracas) y CCS-PTY-AMS-PAR-AMS-PTY-CCS (Caracas -Panamá- Ámsterdam- Paraguay – Ámsterdam-Panama-Caracas).

Por otra parte,  las aerolíneas informaron a AVAVIT que sólo se venderían la siguiente boletería internacional en bolívares fuertes:

·         Boletos emitidos en Venezuela cuya ruta se origine y termine en Venezuela, con uno o dos destinos. Se le denominan boletos S.I.T.I   (Searching Inside Ticketing Inside). Ejemplo: CCS-PAR-ROM-CCS (Caracas-Paris-Roma-Caracas) y CCS-ROM-CCS (Caracas- Roma-Caracas)

De igual forma, las aerolíneas hicieron la salvedad a AVAVIT  que los anteriores boletos se venderían en bolívares fuertes siempre y cuando las agencias de viajes y turismo utilizaran las tarifas correspondientes a las siguientes clases de reservaciones:

1.      Boletos SOTI en Clase Business (Ejecutiva): Exclusivamente Iberia y Lufthansa venden estos boletos en Bolívares Fuertes (MONOPOLIO).

2.      Boletos SOTI en clase Premium (Económica Plus): Totalmente prohibidos

3.      Boletos SOTI en clase  Economy (Económica):          Totalmente prohibidos

En este sentido, toda ruta (pasaje) que no se origine en Venezuela, pero tenga como destino básico cualquier aeropuerto internacional del país, deberá ser cancelado en moneda extranjera, salvo que sea boletería en Clase Business (Ejecutiva), y esta medida afecta sólo a los venezolanos.

Esta política de las aerolíneas es una política comercial monopólica descarada, ya que obligan a los venezolanos a pagar en otra moneda un boleto para venir a su propio país. Durante más de doce años, los residentes venezolanos en el exterior, o funcionarios diplomáticos o estudiantes venezolanos que se encontrara haciendo vida en otro país, nunca tuvieron problemas para regresar a Venezuela. Antes, por ejemplo, se podía adquirir un boleto aéreo con destino a Venezuela y regresar a su ciudad a una tarifa turista barata y pagando en Bolívares Fuertes. Pero esta situación cambió cuando IATA, con el apoyo de las aerolíneas internacionales que operan en Venezuela, de forma inconsulta con CADIVI, prohibieron la libre venta de los boletos SOTI, salvo que se venda en la Clase Bussines, la cual es la más costosa. IATA ha hecho llegar a la opinión pública venezolana comunicados donde indica que su decisión (insólitamente) intenta coadyuvar al sistema político venezolano para combatir los ilícitos cambiarios; y, sin anestesia, tranquilamente dicen que esta política es respuesta de presión para hacer frente a la deuda (ficticia) de CADIVI con las aerolíneas y a la alta tasa de cancelación de pasajes aéreos, ya que era común que los vuelos partieran desde Venezuela con un 30% y 40% menos de pasajeros. Por lo que se deduce que ahora IATA, con el camino libre, se encaminara a recomendar a las aerolíneas internacionales dejar de volar a Venezuela. Recuérdese que desde el 2005, Air France y Lufthansa han anunciado en breves ocasiones al Ministerio de Turismo sus intenciones de dejar de volar a Venezuela. Sin embargo, aún se mantienen operativas en Venezuela, quizás, esperando algún cambio de gobierno, que nunca llegará No volverán.

segulac@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s